Ghee

  • Dificultad:
    Media
  • Porciones:
    1 pan de 500 g aprox.

El ghee es una mantequilla clarificada, la cual no contiene ni lactosa ni caseína, por lo que puede ser perfectamente utilizado por intolerantes. Para la medicina ayurvédica es un alimento fundamental, reconocido como desintoxicante y curativo. No aumenta el colesterol “malo” (LDL), pero si el “bueno” (HDL). Puede utilizarse para cocinar y saltear alimentos, ya que no se altera fácilmente con el calor como la mantequilla o aceites vegetales, y no se pone rancio a temperatura ambiente, por lo cual no es necesario refrigerarlo. 

Ingredientes:
  • 750 g de mantequilla sin sal, para obtener 500 g de Ghee
 Preparación:

Pon la mantequilla en una olla profunda a fuego medio. No calientes la olla antes de meter la mantequilla, ya que ésta se puede quemar. Es importante no tapar la olla durante el proceso, ya que el contenido en agua de la mantequilla tiene que evaporarse. Empezarás a ver cómo los sólidos combinados con el agua van flotando hacia la superficie, formando una capa blanquecina y algo espumosa.

A fuego medio, deja que la mantequilla derretida comience a hervir. En ningún momento aumentes el fuego.

Mientras hierve y se evapora el agua, los sólidos lácteos comienzan a desintegrarse. A medida que se van separando volverás a ver la grasa amarilla.

Luego, se formarán burbujas grandes y transparentes y hervirá con bastante fuerza. Reduce un poco el fuego, y comienza a retirar la espuma con un espumero. Repite este procedimiento hasta que ya no haya más espuma. Siempre se debe ver el fondo de la olla, de lo contrario la mantequilla se estaría quemando.

Una vez listo, se puede vaciar a un recipiente de vidrio, esperar que se enfríe para tapar, y mantener refrigerado o a temperatura ambiente.

Fuente: www.nutreduca.cl
Related Entries
© Copyright - Nutreduca