Hamburguesas de Garbanzos y quínoa

  • Dificultad:
    Fácil
  • Porciones:
    6-9

Con esta receta te van a alcanzar unas 18 hamburguesas chicas, y considera que cada uno se puede comer 2 o incluso 3 perfectamente para un almuerzo. Quedé realmente sorprendida de los ricas que quedaron! 

Si prefieres hacerlas en versión vegana, guarda toda el agua de cocción de los garbanzos y elimina el huevo de la preparación. 

Ingredientes:
  • 1 taza Garbanzos (déjalos remojando desde la noche anterior)
  • 1 taza Quínoa
  • 1 Zanahoria mediana
  • 1/2 Cebolla
  • 1/2 Morrón verde
  • 1 varita Apio
  • 1 diente Ajo
  • Sal (de mar idealmente) y pimienta a gusto
Preparación:

Elimina el agua de remojo de los garbanzos, y ponlos a cocer a fuego medio tapados en agua. Una vez que rompa hervor déjalos cocinar unos 10 minutos y luego agrega 1/3 cucharadita de sal. Cocina por unos 15 minutos más o hasta que estén blandos. Reserva el agua de cocción una vez listos.

Lava bien la quínoa con ayuda de un colador fino para eliminar toda la saponina que le da un sabor amargo. Cuando veas que el agua que escurre es clara, está lista.

Vierte la quínoa lavada en una olla y agrega 1 taza agua hervida + 1/2 cucharadita de sal. Cocina por unos 10 minutos a fuego medio, o hasta que veas que el agua ha desaparecido de la olla.

Por otro lado, lava bien las verduras y pícalas (si no te quedan muy finamente picadas no importa, después se van a la procesadora de alimentos). En un sartén caliente agrega 1 cucharadita aceite de coco o de oliva y cocina tus verduras hasta que la cebolla esté transparente y se hayan ablandado.

Una vez cocido todo, es hora de triturar.

Con ayuda de una mini-pimer, procesadora o licuadora tritura los garbanzos y  las verduras del sofrito Agrega la mitad del agua de cocción de los garbanzos y sigue procesando.

Vierte la mezcla en un bowl, agrega la quínoa y el huevo. Mezcla todo con tus manos o con una paleta. Si la mezcla está muy seca puedes agregar un poco más de agua de cocción. La idea es formar una pasta que no se pegue con tanta facilidad en las manos.

Forma bolitas que puedas aplastar en la sartén, o si tienes un pocillo redondo de base plana o incluso una tapa plástica, te pueden ayudar a formar tus hamburguesas. Si usas alguna de estas 2 últimas tienes que cubrir el pocillo/tapa con film plástico para que sea fácil desmoldar.

Calienta el sartén y agrega aceite de coco o de oliva (no mucho, es solo para que no se peguen y queden doraditas). Cocina unos 2 minutos por lado, y listo!

Te recomiendo servirlas con un salteado de verduras para evitar que sea un almuerzo seco, o incluso pueden servir como aperitivo si las haces en versión más chica con una salsa o pebre… Que rico!

Fuente: www.nutreduca.cl
Related Entries