Ravioles de salmón y ricota

¡Con esta deliciosa receta seguro los dejarás a todos impresionados! Utilizando la masa tradicional de las pastas, decidimos hacer un relleno especial, y  bajo en grasas. Puedes intentar pastas con más fibra reemplazando la harina blanca por una integral.

Ingredientes:

Para la masa:

  • 400 g Harina
  • 3 Huevos
  • 3 cdas. Aceite
  • 6 cdas. Agua
  • ½ cdta. Sal

Para el relleno:

  • 300 g Salmón fresco o congelado
  • 200 g Ricota
  • 40 g Queso parmesano
  • Sal y pimienta
  • Opcional: Nuez moscada y perejil picado, a gusto

Para la salsa bechamel:

  • 2 tazas Leche descremada
  • 2 cdas Harina
  • 2 cdas Mantequilla
Preparación:

Para la masa, formar una corona con la harina, con un poco de sal. En el centro poner los huevos, el aceite y el agua. Mezclar hasta formar una masa suave que no se pegue en las manos (lo lograrás después de unos 10 minutos aprox.). Déjala reposar unos 20 minutos envuelta en alusa plast, a temperatura ambiente.

Para el relleno mezcla la ricota con el queso parmesano en un bowl. Condimenta a gusto con sal, pimienta, nuez moscada y perejil. Cocina el salmón en una olla o sartén con un poco de agua, unos 7 minutos para que no quede recocido. Desmenúzalo con ayuda de un tenedor, y agrégalo a la mezcla de ricota sin utilizar la piel.

Una vez pasados los 20 minutos de la masa, cortar porciones de masa del tamaño de una pelota de tenis, y estirarla preferentemente en la máquina prensadora de pasta (o con uslero), hasta que quede muy fina. Obtendrás algo así como un rectángulo delgado de masa.

Poner montoncitos de relleno separados por el ancho de unos 2 dedos aproximadamente, hasta completar toda la masa a lo largo. Cubre con otra capa de masa, y pasa tus dedos entre los montocitos de relleno, haciendo presión.

Usa una ruedita de zig-zag para cortar la pasta y formar los ravioles.

Para la salsa, mezcla en una olla profunda la mantequilla derretida con el harina, y revuelve hasta mezclar bien (se formarán unas pequeñas bolitas de masa).

Agrega la leche a temperatura ambiente y comienza a mezclar enérgicamente con un batidor manual, disolviendo todas las bolitas que se formaron antes.

No dejes de batir hasta que la salsa se reduzca, y quede homogénea. Si quieres, puedes agregar cebolla en cubos muy pequeños, los que deberás agregar cuando comiences a reducir la salsa.

Cocina los ravioles en abundante agua hirviendo con un poquito de sal, por unos 3-4 minutos o hasta que floten (estarán al dente). Sácalos del agua con ayuda de un espumador. Es importante que los cocines de a poco, para que no se peguen entre sí.

Sírvelos apenas los saques del agua, con un poco de salsa sobre ellos.

NOTA IMPORTANTE: Los ravioles, una vez rellenos, los puedes congelar crudos por hasta 18 meses.

Fuente: www.nutreduca.cl 

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Instagram

Instagram did not return a 200.

Sígueme!

© Nutreduca 2014 - 2018