Cómo pelar semillas de Calabaza

Los tres secretos que necesitas para tener las semillas de calabaza más ricas y versátiles están acá! Es simple, pero vas a necesitas paciencia. Es casi como meditar, y si tienes hijos es una actividad que me vas a agradecer porque los vas a poder entretener por un laaaargo tiempo.

INGREDIENTES
  • Semillas calabaza, cantidad deseada.
  • Agua
PREPARACIÓN

Separa las semillas de la calabaza (zapallo, auyama) y lávalas para quitarles el exceso de fibra y calabaza que puedan tener.

Secreto 1: Aplástalas.

Aplástalas suavemente con un uslero, y llévalas a una olla para cubrirlas con agua.

Secreto dos: Hiérvelas.

Tapa la olla, y cuenta 5 minutos desde que el agua comience a hervir.

Con la ayuda de un colador elimina el agua de la olla, y una vez que las semillas ya estén tibias puedes empezar a pelarlas. Para eso, apriétalas una a una de los bordes para que se abra uno de los extremos y tira una de las mitades de la cáscara para sacar la semilla que vas a encontrar dentro.

Secreto 3: Sécalas

Una vez que las tengas todas peladas, ponlas sobre una servilleta de tela y llévalas al sol por todo un día, o hasta que estén secas. Si las pelaste en pleno invierno y no hay posibilidad de dejarlas al sol, las puedes llevar al horno en una lata o budinera. Mejor aun si lo haces después de haber horneado algo y con el horno apagado.

Antes de secarlas les puedes agregar sal, merkén, ajo, o lo que prefieras, pero te recomiendo no hacerlo si no tienes muy claro en qué usarlas. De esta forma van a servir tanto para preparaciones dulces como saladas.

Guárdalas en un frasco con tapa hermética por el tiempo que quieras!

Fuente: www.nutreduca.cl

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Instagram

Instagram has returned invalid data.

Sígueme!

© Nutreduca 2014 - 2018