Avena: 7 grandes beneficios

¡Que rico es empezar el día con un buen desayuno donde la avena, la leche y las frutas sean protagonistas!. ¿No te convences? Entonces acá te presentamos las 7 razones por las cuales este rico cereal debería ser parte de tu dieta diaria.

 La avena es un cereal integral rico en proteínas de origen vegetal, carbohidratos y minerales como magnesio, hierro y zinc, cuya función es ayudar a la reestructuración de membranas celulares; fósforo para la producción de energía celular; sodio, potasio, calcio, cobre y selenio además de vitaminas del complejo B y vitamina E (López et al, 2006).

Disminuye el colesterol: 

La avena contiene un tipo especial de fibra soluble (betaglucano) la cual se ha observado que puede reducir los niveles de colesterol LDL (“malo”) hasta en un 23% lo que disminuye a su vez el riesgo de padecer un infarto al corazón. 

Mejora el sistema inmunológico:

La fibra de la avena hace mucho más que proteger tu corazón, también puede mejorar tu sistema inmune y ayudar a combatir las infecciones causadas por bacterias, favoreciendo la acción de células no específicas (neutrófilos) que actúan como primera línea de defensas ante los patógenos, ayudándolos a localizar rápidamente y curar los tejidos infectados.

Antioxidante especial para proteger el corazón:

La avena no solo permite disminuir el colesterol “malo”, sino que también protege al “bueno” debido a que contiene un antioxidante especial llamado avenantramida que protege a los vasos sanguíneos, es decir, reduce el riesgo de accidentes cardiovasculares (Ruiz, Mejía, Herrera, Cortés; 2011).


Estabiliza la glicemia:

Debido a que es tan rica en fibra, consumiendo avena al desayuno puedes estabilizar el nivel de azúcar en la sangre durante el día.

Disminuye el riesgo de diabetes:

Además de la razón que te dimos anteriormente en el punto 4, la avena es rica en magnesio, el cual ayuda al organismo a utilizar la glucosa apropiadamente y secretar insulina en dosis adecuadas. Se ha observado que puede disminuir en un 19% el riesgo de padecer diabetes tipo II en mujeres que tienen una dieta rica en magnesio y hasta en un 31% en aquellas que consumen regularmente granos enteros.

Previene el cáncer de mama:

Se ha visto que una dieta rica en fibra puede proteger contra este tipo de cáncer, particularmente si la fibra proviene de granos enteros. Un estudio realizado en el Reino Unido observó que en mujeres pre-menopáusicas que consumían fibra proveniente del grano entero tenían 41% menos riesgo de padecer cáncer de mama, mientras que la fibra proveniente de la fruta ofrece un 29% de protección.

Gluten para celíacos:

A pesar de que la avena contiene bajas cantidades de gluten, estudios muestran que la avena es bien tolerada por adultos y niños celíacos. PERO OJO, esto ocurre en países donde la avena es manipulada de forma separada de otros granos como el trigo, la cebada y el centeno. Lamentablemente en Chile no se tiene la certeza de que la avena no vaya  a ser “contaminada” con residuos de alguno de estos alimentos prohibidos para los celíacos, por lo cual se recomienda abstenerse de su consumo para quienes padecen esta patología si no resides en EE.UU.

Es bueno que sepas que 4 cdas rasas de avena (1 porción) equivalen a ½ pan hallulla o 1 diente de marraqueta. ¡Ahora ya sabes como mejorar tu desayuno!

Fuente: Natural Health de www.motherearthliving.com

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Instagram

Instagram has returned invalid data.

Sígueme!

© Nutreduca 2014 - 2018