¿Cómo controlar el colesterol?

En la actualidad, buena parte del esfuerzo de los publicistas de la industria alimentaria se centra en una de las mayores fobias de la sociedad contemporánea: “El Colesterol”. Sin embargo, no hay duda de que la hipercolesterolemia es un factor importante de riesgo cardiovascular y que la modificación de ciertos patrones alimentarios es un arma imprescindible para hacerle frente. Está demostrado que el consumo de grasas saturadas y parcialmente hidrogenadas tipo trans favorece la instauración de un perfil lipídico deletéreo a nivel cardiovascular. 

¿Conoces algunos de los alimentos que nos ayudan a disminuir el colesterol?

  • Pescados azules, por su aporte en omega 3, como atún, salmón y jurel (frescos, evitar los enlatados)
  • Aceite de oliva virgen
  • Nueces y otros frutos secos
  • Legumbres
  • Avena
  • Ajo, cebolla

 

¿Cómo actúan algunos de ellos?

Fibra soluble e insoluble: Disminuye los niveles de triglicéridos y colesterol LDL principalmente. La fibra soluble se metaboliza en nuestro intestino dando paso a ácidos grasos de cadena corta, y es allí su importancia sobre el colesterol ya que uno de ellos -el propionato- posee acción inhibidora sobre una enzima implicada en la síntesis de dicho lípido, por lo cual limita el colesterol endógeno, es decir, el producido por nuestro organismo.

Fuentes: Frutas, verduras y tubérculos (F. Soluble). Cereales integrales o enteros (F. Insoluble). Además de los productos a los que se les ha incorporado de forma industrial.

Aceite de Oliva virgen: Es decir, el que no ha sido refinado, aporta diversos compuestos antioxidantes. El ácido oleico, presente en gran cantidad en este aceite, es el mejor representante de los monoinsaturados (recuerda que las grasas de buena calidad con las mono y poliinsaturadas) y de él se obtienen sustancias que cumplen roles vasodilatadores y antiagregantes, es decir, evitan la rigidez de las paredes arteriales y la formación de trombos. Adicionalmente, origina la reducción de triglicéridos, colesterol total y LDL, con el beneficio añadido de inducir la elevación de los HDL.

 

Recomendaciones generales:

  • Consuma menos colesterol y grasas saturadas (se encuentran en las vísceras, embutidos, yema de huevo, mantequilla, carnes de vacuno y cerdo, quesos, leche entera).
  • Perder el exceso de peso.
  • Consultar al médico para que él evalúe la necesidad de medicamentos.
  • Controlar el estrés y la tensión.
  • No olvidar que es fundamental comer sanamente, y volver a lo natural.
 Fuente: Silveira, Monereo y Molina, 2003.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Instagram

Instagram did not return a 200.

Sígueme!

© Nutreduca 2014 - 2018