Fibra alimentaria: Su función en una dieta sana
A pesar de no ser un nutriente, la fibra alimentaria es un componente importante de nuestra dieta ya que pasa por nuestro organismo sin ser absorbida.

¿Qué es?

Está formada por partes comestibles de plantas que nuestro intestino delgado es incapaz de digerir o absorber y que llegan intactas al intestino grueso.

Fuentes  alimentarias

La fibra alimentaria se encuentra en frutas, verduras, legumbres y los granos de cereal enteros como salvado de trigo, de avena, pan de cereales integrales o multi-cereales.

Sus principales efectos 

En el intestino

Previene el estreñimiento al incrementar el peso de las heces y  reducir la duración del tránsito intestinal. Este efecto es aún mayor si el consumo de fibra se acompaña de un aumento de la ingesta de agua.
Al mejorar la  función intestinal, puede reducir el riesgo de enfermedades y trastornos, tales como la enfermedad diverticular o las hemorroides y puede tener un efecto protector frente al cáncer de colon.

 Los niveles de glucosa en la sangre

La fibra soluble puede ralentizar la digestión y la absorción de carbohidratos y, por consiguiente, reducir el incremento de la glucosa en la sangre que se produce después de comer (postpandrial) y la respuesta insulínica. Esto puede contribuir a que las personas diabéticas tengan un mejor control de la glucemia.

 El colesterol sanguíneo

Los resultados de varios estudios epidemiológicos revelan otra función de la fibra alimentaria en la prevención de la enfermedad cardiaca coronaria (ECC), la de mejorar los perfiles de lípidos en la sangre.

Otros efectos

Dado que la fibra aumenta el volumen de la dieta sin añadir calorías, puede tener un efecto saciante y ayudar así a controlar el peso.

fuente: EUFIC. Artículos Food Today

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Instagram

Instagram has returned invalid data.

Sígueme!

© Nutreduca 2014 - 2018